SAN RAFAEL HISTORIA - PIONEROS

Deoclesio García
Deoclesio García

Uno de 100 hombres que más hicieron por el progreso, no sólo de San Rafael, sino de la provincia en su conjunto, fue don Deoclesio García, el primer intendente municipal que tuvo nuestro departamento. Le tocó actuar en la época de la lucha por la organización nacional y cuando las provincias defendían sus federalismos con un sentido intuitivo y gran aliento de progreso y civilización.

La Constitución Nacional comenzaba a imperar con la majestuosidad de la ley suprema y los hombres y la sociedad querían desprenderse de la cáscara viciosa que detenía su dinámica y su visión de porvenir. Para avanzar, hacían falta, como en todas las épocas, valores humanos, y las provincias daban hijos, esforzados, autodidactas de extraordinaria inteligencia natural que abrían surcos a puro corazón. De estos hombres era don Deoclesio García.

En la genialidad de los hombres destacados de su época fue militar, legislador, gobernante y trabajador incansable. La guerra del Paraguay lo ve actual heroicamente como segundo jefe de una división de vanguardia. Se cuenta que Deoclesio García tenía la habilidad innata del criollo para guerrear con intrepidez y tacto. Su episodio heroico culmina con aquel, en que en el fragor de la batalla cae muerto su caballo, tocado por las balas enemigas. Deoclesio García, como se diría a la usanza gaucha, "cae parao y con la rienda en la mano" y continua el avance entre el pavo, la metralla y la lanza, como si nada hubiera ocurrido y su cuerpo fuera invulnerable.

Vuelto el país a la paz ya la reconstrucción nacional, dos años después, en el año 1867, el entonces interventor federal de la provincia de Mendoza, don Nicolás Villanueva, lo designa jefe de policía. Relevantes condiciones de organizador caracterizan a García, que le merecen después ser elevado a ocupar una banca como legislador nacional.

El parlamento argentino de aquella época lo ve actuar sereno, mesurado y con gran caudal de experiencia.

No es un gran orador, pero es un hombre que sabe poner los puntos sobre las "íes" y abrir un juicio desinteresado y patriótico. Posiblemente estas normas de conducta lo llevan a encontrarse en desavenencias políticas y abandona el campo de las luchas cívicas y las posiciones conquistadas para dedicarse a otras actividades.

Es así que en el año 1880 vemos a Deoclesio García instalar su hogar y dedicarse al comercio en la actual Villa 25 de Mayo. Significativo y particular gesto de este luchador, que desde la metrópolis y el parlamento, se va aun rincón lejano de la provincia, como si quisiera aislarse y vivir su vida plena de belleza y espíritu de creación.

Pero los hombres no escapan a sus designios y habrán transcurrido cuatro años de vida pacífica a la vera del río Diamante, frente a un panorama lleno de bellezas e inquietudes, cuando el gobernador de la provincia, coronel Rufino Ortega, le hace saber que es necesaria su colaboración en la función pública.

Deoclesio García es un soldado. Sin renunciamiento cuando se trata de servir los altos postulados del bien público desde cualquier posición y terrero, y es así que en el año 1884 ejerce el cargo de subdelegado, desde cuya función tiene el honor de inaugurarla primera comuna y ser el primer intendente de la cabecera departamental.

Nace la comuna como un derecho irrenunciable y una función tutelar de la patria chica y Deoclesio García ensaya nuevamente sus armas con verdadera vocación y como si aquello fuera la prueba de mayores esfuerzos y proyecciones. Traza calles, plazas, planta árboles profusamente, dispone el cierre de baldíos e inicia la construcción de dos escuelas mixtas, echa los cimientos de la iglesia, traza el camino que unía a la Villa con Cuadro Nacional y Cuadro Bombal y no descansa hasta que consigue se lleve a cabo esta obra bajo la dirección del Ing. Balloffet.

El azote del cólera probó el temple de su espíritu humanista; la documentación histórica demuestra su eficiencia en tal dolorosa y difícil circunstancia. García no da tregua a las horas, dirige y organiza la lucha para combatir el mal. Ordena blanquear y desinfectar todas las viviendas posibles, levanta cordones profilácticos y trae para conjurar la terrible situación, al médico Juan García Quintana. Vencido el flagelo, familias de inmigrantes y nativos se afincan en la extensa región departamental.

Como intendente municipal, ha obtenido un éxito extraordinario y su prestigio ha corrido por el territorio provincial. Sin quererlo, este hombre probo de nuestra historia, ha retomado el camino de su iniciación y de sus altos destinos. El 23 de febrero de 1892 y ante el pedido popular, se postula para gobernador de Mendoza, obteniendo un limpio triunfo en 105 comicios provinciales. A partir de entonces, García toma las riendas del gobierno de Mendoza, imprimiéndole un espíritu de conciliación y de verdadera organización estatal.

El modesto intendente de campo que venía de un lejano rincón de la provincia, con las manos llenas de realizaciones y un espíritu amplio y abierto a todas las manifestaciones de bien, había conseguido despertar las esperanzas de todo un pueblo. El paso de Deoclesio García como gobernador fue muy corto. El 6 de agosto de 1892, fallece mientras ejercía tan alta función pública.

De esta forma, en esta pequeña semblanza, el recuerdo de este militar, gobernante, legislador y buen vecino, ha quedado como un ejemplo de los valerosos hombres que formaron nuestra nacionalidad y el progreso regional.

Guía La Melezca

Guía La Melezca

Completa guia de bodegas y restaurantes del Sur de Mendoza. Consulte precios de publicacion.

MAPA GPS

MAPA GPS

Innovador mapa del Cañón de Atuel y Valle Grande con los principales prestadores de este atractivo destino turístico.

Agenda Cultural

Todo lo que ocurre en San Rafael en un sólo lugar.

Historia

Historia

La historia, sus pioneros y todas las fotos que cuentan en detalle los orígenes de San Rafael.